lunes, 27 de febrero de 2017

Cada vez a peor.

Buenas.

Antes que nada voy a dejar claro que esto lo voy a escribir para desahogarme. No es algo entretenido y ni de lejos es interesante. Así que este es el mejor momento para dejar de leer y evitar perder unos valiosos minutos de vuestras vidas.

Hace unas semanas escribí una entrada en este blog. Al final del mismo dije que cambiaría, que dejaría de ser tan pesimista. Que sonreiría más.
Bien, esto no ha pasado. Además cada vez va a peor. Cada vez me siento más inútil y menos positiva. Como peor, duermo peor, me comporto peor. Estar mal conmigo me da igual, pero me jode profundamente estar así con la gente que me importa. Siempre sin energía y con cara de asco. Lo odio. Menosprecio su ayuda porque pienso que les voy a dejar de importar pronto. Porque si no me gusto yo, ¿por qué iba a gustarles a ellos?  Me demuestran tanto cada día y aun así sigo pensando que me voy a quedar sola, porque parece que es lo que estoy buscando. Paso días geniales y maravillosos pero en cuanto me despido, "he hecho esto mal... fijo que les ha molestado esto... hablo demasiado... soy una pesada... una bocazas". En fin. Les quiero tanto a ellos y tan poco a mí que no quiero que estén conmigo porque no me gusta cómo soy con ellos, y a la vez no quiero que me dejen nunca porque sin ellos sí que no sería capaz de nada. Es tan egoísta.

Este es otro punto interesante. Cada día soy más y más egoísta. Lo noto en general, en mis actos del día a día, y no me gusta nada. Lo odio. También antes daba más de mi. Nunca he dado mucho cuando el problema era mío. Pero cuando era algo que afectaba a ajenos daba, o al menos intentaba dar, el 100% de mi. Ahora ya no.

Me siento excluida en mi propia casa. No tengo ni voz ni voto, y lo tengo tan asumido que todo me da igual. Haga lo que haga seré una persona inútil y que no hace nada. Tener que plantearse dormir en el salón, que absolutamente TODO lo que pasa en casa es culpa tuya, irse a dormir tiritando, incluso preferir dormir debajo de un puente a seguir en casa. Odiar tanto estar donde estás y aun así no tener el valor de hacer nada al respecto. Porque vivir alimentado y con techo sin tener que hacer nada es muy cómodo. Porque vivir por tu cuenta da mucho miedo. Porque es muy hipócrita pensar que prefieres dormir debajo de un puente a tener que relacionarte con la gente de casa cuando estás calentito metido en una manta.

En resúmen, me doy mucho asco. No me gusta como soy y cuando estoy sola se nota. No sé qué hacer. En fin.

Muchas gracias por leer hasta el final.

Saludos, y sed felices.

viernes, 27 de enero de 2017

Miedo.

Te adaptas.
Crees que te adaptas.
Ríes, bromeas; pareces feliz.
Te dices: "los cambios son buenos".

Pero en realidad...

En realidad no te adaptas.
Te acostumbras, lo superas.
En realidad tienes miedo.

Miedo al cambio.
A lo nuevo, a lo desconocido.
Miedo a que cambies,
a que te cambien.
Qué dirán, qué pensarán.
Miedo a que te juzguen.

"Si no haces nada, no podrán decir nada."

Lo superas.
"No pasa nada."
"Estoy bien."

Pero en realidad...

En realidad lo soportas.
Lo intentas soportar.

Aun así, el miedo no se ha ido.
El miedo nunca se va.

------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Buenas! Hace dos años que no piso por aquí. En fin, espero que los que esperabais leerme podáis perdonar mi ausencia.

Esto lo escribí un día de enero de 2016, en un mirador al que fui sola a grabar el atardecer. La verdad, ha pasado bastante tiempo desde aquel día y sinceramente no recuerdo exactamente en qué pensaba en ese momento para escribir esto. Aun así, sí que me hago una ligera idea de lo que se me pasaba por la cabeza en aquel entonces; algo muy distinto y a la vez muy parecido a lo que se me pasa últimamente.

Lo primero que quiero hacer es disculparme a todos aquellos que escriben de verdad. Esto lo he escrito sin ningún tipo de conocimiento de estética o algo semejante. Lo escribí tal cual está, malamente, en un cuaderno que me habían regalado hacía unos días que me apetecía estrenar. He pensado mucho en cambiarlo antes de subirlo, porque estoy segura de que ahora no lo escribiría así. Pero no lo he cambiado. Por mí ahora y por mi yo de entonces.

También escribo esto porque me he dado cuenta de que desde la última entrada que escribí en este blog (que sin tener en cuenta las entradas de la historia han sido exactamente 827 días), mi forma de pensar ha cambiado. Es verdad que no ha sido un cambio radical, pero sí que ha cambiado en muchos aspectos.

Pero aunque mi forma de pensar cambie, hay cosas que nunca cambian. Con esto me refiero al mismo problema de siempre; aquel que plasmé con bastantes fallos de redacción en la primera entrada de esta página. Hace poco recibí un comentario que me hizo pensar otra vez como aquel entonces. Ahora no volveré a escribir lo que pensé, pero si os sobra un rato podéis leerlo en la entrada en cuestión. Viene a ser algo parecido.

El caso es que sigue igual. Llegados a este punto el problema empieza a ser mio. No contenta con eso, soy incluso más insegura que antes. No lo entiendo, me va bien. No hay ningún problema en concreto que me atormente. No tengo ninguna razón concreta para encontrarme como me encuentro, triste de forma constante. Todo me da miedo. Soy consciente de que es lo normal, no es malo tener miedo. Son demasiadas cosas nuevas por las que siento tanta indiferencia que me da pavor.
Aun así, lo que más miedo me da es haberme dado cuenta de lo mal que se me da consolar a alguien. No soy capaz de decir o hacer nada que haga sentir bien a alguien que sé que está triste. No sé qué decir y me bloqueo. Últimamente en mis pesadillas aparece la gente a la que quiero perdiendo a seres queridos. Los veo desconsolados, llorando. Y no soy capaz de hacer nada. Los veo alejarse, desaparecer de mi vida. Eso me da más miedo aún.

Por eso he decidido que voy a intentar cambiar las cosas. Si no entiendo lo que me pasa, esperaré hasta entenderlo. Quiero volver a esa época en la que la gente me paraba para decirme que siempre sonrío. No es cuestión de autoestima, es cuestión de que cuando la gente me decía eso, siempre lo hacía sonriendo. Si la única forma que tengo de hacer sonreír a alguien es sonriendo yo, que así sea. Si no encuentro razones para estar triste, no lo voy a estar. Voy a sonreír tanto como quiero que sonría la gente que quiero. A lo mejor no será fácil, probablemente no lo sea en absoluto. Pero quiero intentarlo.

Bueno, a lo mejor suponer que sonriendo yo podré hacer sonreír a alguien ha sido un poco egocéntrico. A pesar de eso, estoy bastante segura de que con mala cara sí que será imposible. Llevaba mucho tiempo pensando en escribir esto, a lo mejor he hecho bien y todo.
Muchas gracias por leer hasta el final.

¡Saludos, y sed felices!

miércoles, 24 de diciembre de 2014

"Hace 7 días. Lunes, 7:00 am"

Hola gente! Ya que estamos en vacaciones, voy a deleitaros con mi magnífica compañía. Si mal no recuerdo, hace unas semanas os escribí el primer capítulo de una historia. Si os gustó, estáis de suerte, en esta entrada escribiré el capitulo dos. El título es el mencionado arriba, "Hace 7 días. Lunes, 7:00 am". Así, sin más preámbulos, procedo:

------------------------------------------------------------------------------------------------

Hace 7 días. Lunes, 7:00 am.

Como todos los días, la misma rutina. Madrugar, desayunar e ir al instituto. Física a primera, dibujo a segunda y lengua a tercera. Ahora, el recreo, veinte minutos de libertad. Como todos los días, ir a la azotea, sentarse en la valla a comer el almuerzo mientras habla con sus amigas. Hace un día agradable, poco habitual para principios de noviembre. Por lo demás, todo parece ser como siempre.
Suena el timbre, más fuerte de lo normal.
Cuando Estela iba a saltar de la valla para dirigirse a su clase, ésta cede. Estela se precipita hacia el vacío que tenía detrás. Toda su vida pasa ante sus ojos. "Sí que es verdad lo que dicen de que ves toda tu vida pasar cuando mueres..." piensa. Preguntas como "¿Qué pasará cuando yo no esté?" o "No me casaré nunca, ni siquiera me enamoré." ya no importan.

Veinte metros.

Tan solo veinte metros separan a Estela de vivir y morir. Había oído alguna vez nosequé de las fases emocionales en el momento de morir o algo por el estilo, pero ella no siente nada, un poco de pena tal vez. Pero piensa que no sirve de nada apenarse por algo inminente.

Diez metros.

Sigue cayendo y la adrenalina sigue subiendo. Piensa por un momento en las cosas que ha hecho y que se han quedado sin hacer. Después, se prepara para el impacto.

Cinco metros.

Sigue cay... Espera. Ya no cae. Mira hacia abajo. Está suspendida en el aire. A su alrededor, profesores y compañeros gritan y comentan:
- ¿¡Qué está pasando!?
- ¿¡ESTÁ VOLANDO!?

"Sí, claro, volando... ¿¡VOLANDO!?" Claro, no caer se considera volar. "¿¡Por qué!? ¿¡Qué es esto!? ¿¡QUÉ ME PASA!?" A medida que aumentaba el miedo, la sensación de suspensión disminuía. Entonces, volvía a caer.

Un golpe, y todo negro.
.       .      .

------------------------------------------------------------------------------------------------


Bueno chi@s, esto es todo por el capítulo dos de la historia de Estela. ¿Qué os parece? Lo mismo, si veis algún fallo, comentarios. Si os parece estupentástico, comentarios también. Con esto me despido, ya que es Navidad y una tiene que hacer caso a su familia y esas cosas. Así que felices fiestas, comed mucho turrón y os espero el año que viene.

Saludos y sed felices!

lunes, 8 de diciembre de 2014

"Así están las cosas"

Hola gente!

Hace mucho que no os escribo, pero oye, una tiene sus cosas. Nunca es tarde, o eso dicen, así que allá voy.
Hace unos meses, exactamente en clase de filosofía, le pedí a una compañera de clase que me dijera cuatro palabras para escribir una historia. Las palabras fueron "Estela", "Cádiz", "Correr" e "Inteligente". Ya he escrito varias páginas, y me gustaría compartirlas con vosotros. Tengo varios "capítulos" (si así se pueden llamar) escritos, pero como tengo intención de seguir escribiendo, los subiré uno a uno. Dicho esto, procedo. Espero que os guste.

------------------------------------------------------------------------------------------------


Cádiz, Noviembre del año 2014.

"A ver Estela, tranquilízate. Analiza la situación. La puerta está bloqueada y la otra opción para salir es la ventana. No me puedo quedar aquí, más que nada por el fuego, no se si eso me hace daño pero no me apetece comprobarlo. El humo sí parece afectarme. Mi super-resistencia es solo exterior, no interior, lo tendré en cuenta. Podría saltar por la ventana, pero vivo en un sexto y da a la calle... no es buena idea. No me pasaría nada, pero tengo que pasar desapercibida. Podría intentar atravesar la pared, al fin y al cabo, pensar planes complicados no es lo mío. No es una gran idea, pero podría funcionar."

Cabeza gacha y hombro por delante, Estela echó a correr. La habitación no era grande, así que no tardó más que unos segundos en alcanzar la pared. En ese momento, pasa algo extraño.
Atravesar... sí, técnicamente sí que había atravesado la pared. Lo único raro es que, lo normal habría sido que se hubiese roto la pared, pero estaba intacta. Estela sentía como si hubiese atravesado una gruesa capa de agua o algo similar.

"Perfecto, más poderes".

Mientras bajaba corriendo las escaleras, pensaba en todo que había pasado en estos últimos días. Lo que al principio le pareció genial y ahora es su peor pesadilla. Todo empezó hace una semana.
.       .      .

------------------------------------------------------------------------------------------------

Ahí está. No es mucho pero es de lo mejor que he escrito. Si lo leéis y veis algún fallo o algo que os llame la atención, no seáis escrupulosos, ponédmelo en los comentarios. Y si os ha parecido perfecto y maravilloso, pues también, ponédmelo en los comentarios que nunca sobra. Con esto me despido, están cerca las vacaciones de navidad y como no me ha quedado ninguna, tal vez me veáis más por aquí. Tal vez como buena moderna de Internet, haga un especial de navidad y todo.

Muchas gracias por leer hasta el final, espero que os guste.
Saludos y sed felices!

jueves, 23 de octubre de 2014

"Te quiero"

Es cierto que cuando te alejas de algo o de alguien, es cuando te das cuenta de lo mucho que te importa y vas a echar de menos. Ayer, 22 de Octubre de 2014, me he despedido de mi hermana mayor. Se va a vivir muy lejos, por cosas de la familia. No me he sentido así en mi vida. Sé que la voy a volver a ver, que no es un adiós, pero aun así me duele mucho. Ahora me arrepiento de no haber pasado un día, una hora, un minuto más a su lado.

En base a esto, me gustaría preguntaros: ¿Sabemos realmente lo que significa un "adiós"?

Un "adiós" es más que una interjección para despedirse. Un "adiós" no es un "hasta luego" ni un "ahora nos vemos". "Adiós" es otra de las muchas palabras infravaloradas hoy en día. Es una palabra que no debería usarse en despedidas normales. Para eso existen los "hasta mañana", los "nos vemos" o los "nos vemos luego". Un "adiós" significa mucho más.
Cuando alguien dice esa palabra, significa que sienta lo que sienta, no van a verse nunca más. Pensad en toda la gente a la que habéis dicho adiós, en esta semana mismamente. Pensad que a esas personas no vais a verlas nunca más. Eso es lo que significa un "adiós", una palabra de la que creo que muchas personas se arrepentirían de haber pronunciado.

Lo que quiero deciros es que, con esto que me ha pasado, quiero hacer que reflexionéis bien a quién decís adiós y cuándo. No es una palabra que haya que tomarse a la ligera. Apreciad lo que tenéis, antes de que tengáis que decirle adiós.

Esta entrada está dedicada a mi hermana. Nos volveremos a ver, pronto, te lo prometo. Te voy a echar de menos. Cuídate y sé fuerte. Te quiero.

Y al resto de la gente que ha leído esto recordad, apreciad siempre lo que tenéis ahora, antes de que sea demasiado tarde. Muchas gracias por leer hasta el final.

Saludos y sed felices.

martes, 21 de octubre de 2014

Spam.

"Spam"

Una palabra la cual no agrada a mucha gente, por términos como "correo spam" o simplemente los anuncios que saltan al estar en una página web. Llamémoslo publicidad. Sinónimos hay muchos; anuncio, propaganda, difusión, Antena 3... Bueno, cada uno lo llama como quiere. Pero definición de la RAE sólo hay una:

Publicidad: Conjunto de medios que se emplean para divulgar o extender la noticia de las cosas o de los hechos.

Pero bueno, hoy no he venido a dar clase de lengua. (asignatura de la cual llevo dos semanas sin recibir clase, y eso me preocupa) Hoy he venido a hacer spam, de los muchísimo mejores blogs de mis queridos amigos.


En primer lugar, mencionaré el más reciente de todos. El blog de mi querido amigo The Archtop Man (no escribiré ningún nombre, ya que esto lo estoy escribiendo sin consentimiento alguno de sus dueños). Dicho blog tiene una presentación tal que así:

"Azuzando a los espíritus de la lluvia torrencial, nos asalta la duda de la fragilidad del mismo cielo, que parece a punto de romperse en esquirlas de plata y nubes sombrías."

El tiempo que lleva es escaso pero la calidad de su contenido no es poco. De momento, poesía y relatos es lo que anuncia publicar. Aunque cualquiera que le conozca un poco sabe, que lo que escribe es siempre una obra de arte. A a gente que le guste el tema, es más que recomendable.
Aquí os dejo el link: ladrillosycielosgrises.blogspot.com.es


El segundo más reciente, es el de mi amigo @Truckvel (al menos es lo que he podido apreciar en comparación). Un blog con entradas de reflexión, crítica, ballenas y japoneses. Y el Flow perfecto, cómo no. Muchas risas y reflexiones he tenido leyendo este blog. Completamente recomendado. No tiene presentación pero link sí, así que aquí queda:
Link: unmundoinventado.blogspot.com.es



El más antiguo de los blogs (repito, que yo sepa) que hoy os quiero presentar, es de mi amiga Alerta. Quizás la persona más de letras, que estudia ciencias, que he visto en mi vida. Lo cual me parece francamente genial. He de admitir que este blog no lo he leído mucho, pero por lo que he visto, tiene poesía, relatos y reseñas. Aunque también la conozco en persona, y tiene un gusto genial, digno de difusión. Tal vez tenga presentación, pero como no me ha quedado muy claro, tendréis que descubrirlo vosotros. Dicho lo cual, aquí os dejo el link.
Link: nubesdepalabras-alerta.blogspot.com.es




Finalmente quería presentaros un blog con un rol un poco distinto a los anteriores. Temporalmente se situaría, creo, entre el primer y el segundo lugar, pero me pareció más correcto presentarlo a parte. Es un blog sobre un juego, Mortal Kombat, para mí muy recomendado. Puede ser un poco sangriento, pero merece la pena probarlo. Todo lo que quieras saber del juego (personajes, historia etc.) lo encontrarás aquí, bien completo y bien explicado. Ellos también, tienen twitter y link.
Link: latorredemortalkombat.blogspot.com.es Twitter: @LaTorreDeMK


Bueno, esto es todo por hoy. Perdonadme por el spam, pero son buena gente y claramente mejores escritores que yo. Espero que os guste y gracias por leer hasta el final.

Saludos y sed felices!

P.D.: A toda la gente mencionada en esta entrada, si no quiere aparecer, que me lo diga. me disculpo por haberlo publicado sin permiso y lo borraré inmediatamente.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Las clases, siempre aburridas (?)

Buenas noches.

Ya que mañana hacen tres semanas del comienzo del curso (al menos para los alumnos de ESO y Bachillerato, que yo sepa), plantearé una duda que a mí se me ha planteado varias veces:

"¿Las clases siempre son aburridas?"

Muchos no dudaréis en decir que sí, y yo tampoco. Pero pensadlo un poquito más. Vamos, no seáis vagos. ¿Realmente creemos que ir al instituto es aburrido? Tal vez pereza sí nos dé. A todos. Madrugar y esas cosas, ya sabéis. Pero aburrido, lo que se dice aburrido... No sé yo. 

Todas estas opiniones o ideas que tenemos de aquello a lo que llamamos "instituto", personalmente creo, que cambian según una serie de variantes:

Variante nº 1: Los profesores.

Seres los cuales podemos dividir en dos grandes grupos. El primer grupo, formando la mayoría, consiste en aquellos que tienen un espíritu más libre. A la hora del recreo salen a tomar un café (algunos más atrevidos toman una copita de vino), abandonan el centro a la hora de la salida, etc. Luego está el segundo grupo, formando la minoría (lo que no quiere decir escasa), que consiste en esos seres como de un rango superior a los profesores normales. Capaces de vaciar un pasillo con tan solo su presencia, que vayas cuando vayas al instituto siempre está pululando por los pasillos y verle con ropa de calle/abrigo es casi un milagro. Bueno, tampoco nos olvidemos de que en toda regla existe una excepción. En este caso, son los denominados profesores "guays". Seres amigables y bromistas, unos cachondos de la vida que se divierten vacilando a los alumnos novatos y bromeando con los veteranos. Por lo general, suelen ser generosos en cuanto a la calificación, aunque hay alguno que puede llegar a ser un verdadero (disculpadme por la expresión) cabrón/cabrona. Me apuesto lo que sea a que se os ha ocurrido al menos un nombre de alguien que encaje en estas descripciones. 

Por lo que habéis podido comprobar, tipos de profesores hay muchos. Los hay más o menos sosos pero nunca aburridos del todo. Aunque sí es cierto, el que te caiga bien un profesor y que sea bueno dando clase (y viceversa) , no siempre es directamente proporcional por desgracia.

Variante nº 2: L@s compañer@s.

Este es un tema un tanto delicado. Para empezar, analicemos lo evidente: si te caen mal o si te caen bien. Eso condiciona mucho tus hábitos de estudio o tus ganas de asistir a las clases. Suena obvio, lo sé, pero bueno en esta entrada no estoy diciendo más que obviedades, así que no os quejéis. Pero (inciso: esto que voy a decir a continuación puede sonar sexista, me disculpo si ofendo a alguien) una verdad evidente es que existe una diferencia abismal entre el comportamiento de las chicas y de los chicos. En mi opinión, veo más viable una clase sólo de chicos, que una clase sólo de chicas, y os voy a explicar por qué. 

Una clase sólo de chicos puede ser un poco estresante para los profesores por la actitud infantil que pueden adoptar (no todos, solo generalizo y menciono los tópicos, no me peguéis). Pero yo sólo veo ese problema. Es decir, habría alguna bronca, no se puede negar, y suponiendo que hablamos de una clase de bachillerato, pienso que las probabilidades de bulling no son muy elevadas (lo que no quiere decir que no existan y que no me parezca mal). Pero por lo general en mi opinión, entre los chicos las relaciones son simples: si se llevan bien, se juntan, si no, no se juntan. Punto (repito, por lo general).

Las chicas no. Las chicas somos retorcidas por naturaleza, rencorosas (aunque no sea intencionado), y bastante falsas. Muchas lo negaréis pero es cierto y lo sabéis. Las amistades para las chicas pueden cambiar con un sólo comentario o acto, y entre nosotras, nos cuesta perdonar. Yo suelo comparar (por experiencia propia) las amistades entre, chicas con un negocio empresarial. Siempre hay un "no me cae bien pero es popular así que mejor llevarme bien con ella", o "me cae bastante bien pero no me relacionaré mucho con ella porque a mis amigos de siempre les cae mal", y muchas versiones por el estilo, lo cual me parece francamente repugnante. 
Hay pocas que son amigas de verdad, no digo que no las haya, sólo digo que son pocas. Diría yo que más o menos, el 70% de las chicas que aseguran ser mejores amigas, no lo son, y el 90% de los "grupitos" de mejores amigas, hay muy mal rollo entre ellas. 
Con respecto a la falsedad, no siempre en el mal sentido. Solemos mentir al dar opiniones por unas razones muy absurdas, como "no quiero hacerla daño", "no quiero que piensen raro de mí" o "prefiero ahorrarme problemas". Otra cosa que me parece también repugnante. En estos casos, yo creo que lo mejor es decir la verdad. La persona a la que no quieres herir, seguramente prefiera la verdad, a lo que piensa que quiere escuchar. Si crees que van a pensar raro, o que te van a discriminar por tus ideas, lo mejor es que cambies de amigas. Y si lo que quieres es ahorrarte problemas, y el tema es algo serio, ¡NO SEÁIS COBARDES! Finalmente siempre será mejor atreverse en el momento, que arrepentirte después.


Como conclusión diré, que no siempre las cosas son lo que parecen. Podemos pensar que algo es de una manera, que tal vez sea cierto, pero que esa idea salga de una reflexión equivocada, o le estemos echando la culpa a alguien o a algo que realmente no es. No porque no se lo merezca, simplemente porque los tópicos y estereotipos nos marcan cosas que de vez en cuando no son ciertas. 
Realmente no sé si yo sería capaz de seguir estas pautas pero yo os lo recomiendo, ¡TENED LAS IDEAS CLARAS! Dudar no es malo, pero como todo, en su justa medida.

Esta entrada ha sido un tanto crítica. Simplemente son opiniones. Si te ha gustado, me alegro, y si no... puedes odiarme si quieres pero ya lo has leído ¡Já! 

Ahora en serio, si he ofendido a alguien, me disculpo. Ninguna de las dos entradas que he publicado, o que pueda publicar en un futuro van con intención de herir a nadie.

Dicho todo esto, me despido de vosotr@s. Muchas gracias por leer hasta el final. 

¡Saludos, y sed felices!